+34 913 85 49 59 / vittayoga@gmail.com

Situado en la garganta.

COLOR: azul celeste.
ELEMENTO: éter, el espacio necesario para la expresión del resto de elementos.
SONIDO: Ham.
GLÁNDULAS: tiroides y paratiroides.
FUNCIÓN: comunicación.
IMÁGENES SIMBÓLICAS: el espacio, la vibración de un sonido puro.
AFECCIONES: Todas las relacionadas con la garganta y con el cuello, (afonías, problemas de tiroides, tortícolis), con las vías respiratorias altas: sinusitis, rinitis, y con los oídos: hipoacusia, acufenos, pitidos, tensión en la mandíbula.
ACEITES ESENCIALES: lavanda, salvia, eucalipto.
PREGUNTAS DEL CHAKRA: ¿Me resulta fácil expresar mis emociones mediante la palabra o cualquier actividad creativa? ¿Soy capaz de pedir lo que necesito y de pedir ayuda cuando estoy mal? ¿Desarrollo en mi vida una actitud sincera, hacia los demás y hacia mi mismo? ¿Me incomoda el silencio? ¿Cuando me hablan, escucho, aunque no me interese? ¿Piensas que el origen de tus problemas está fuera de ti?
La función del quinto chakra es la comunicación, que es el medio por el cual la conciencia se expande y va de un lugar a otro, es el primero de nuestros chakras espirituales. La comunicación es el principio vinculante que hace posible la vida. En el propio organismo, la comunicación es crucial. Sin la comunicación eléctrica entre las ondas cerebrales y el tejido muscular no podríamos movernos. Sin la comunicación química entre las hormonas y los tejidos celulares ni el crecimiento existiría, ni los ciclos biológicos, ni las defensas contra la enfermedad. Y si no fuese por la capacidad comunicadora del ADN, gracias a la cual se reproducen las células conforme a la información genética, la continuidad de la vida sería imposible. Nuestra civilización se comunica también entre continentes y gracias a la comunicación podemos sentirnos parte de una totalidad.

La comunicación es invisible, inaudible a veces, pero siempre deja una huella en ese espacio que hay entre todas las cosas, el elemento del quinto chakra el éter, también llamado akasha, que sería como un campo conectivo de vibraciones físicas o sutiles. La comunicación podría producirse como resultado de una alteración perceptible de ese campo. si estamos atentos somos capaces de sentir la vibración que produce determinada persona o determinada situación. Es en este campo de vibraciones donde encontraríamos los registros akashicos o incluso la comunicación telepática que indica que flota en el éter una especie de conectividad mental, por donde resulta posible el intercambio de informaciones a un nivel no físico.

La comunicación también es expresión y purificación. Como individuos nos comunicamos con nuestra verdad interior, es decir con nosotros mismos y también nos comunicamos con los demás. En ambos casos la actitud a desarrollar es la sinceridad, pues la polaridad del chakra es verdad/mentira y la expresión de la verdad que sentimos, ya sea una verdad positiva o negativa, la expresión del amor o de la rabia, del odio o del cariño, la expresión de lo que yo siento, de lo que hay dentro de mi, es necesaria para que yo me purifique.

El silencio forma parte de la expresión de la verdad, pero no desde el silencio que sea un escondite o una comodidad para no expresar la verdad. La comunicación es hablar y escuchar, y entre los dos el silencio es muy importante, que no contemplamos muchas veces,  las palabras van cargadas de energía, muchas veces hablamos porque el silencio se nos hace incómodo o frío, pero no estamos dejando espacio para que haya una verdadera comunicación.

Nuestra capacidad para tener un mundo depende de la capacidad para sintonizar con él. Este es un concepto muy importante para el entendimiento del quinto chakra. Si no logramos la resonancia con las frecuencias vibratorias que nos rodean, no podremos experimentar la conexión con el mundo. El que no sintoniza, no comunica. Y sin la comunicación quedamos aislados, separados, privados de las fuentes de energía nutricia, que son vitales para la salud. Así como los hindúes creían que el sonido era el creador de toda la materia, la comunicación, bien sea oral, química, mental o eléctrica, crea y mantiene la vida. Sin ella moriríamos, tanto espiritual como físicamente.

Cesta de compras