Yoga maternal

La práctica de YOGA durante el embarazo crea un vínculo con el bebé y mejora la forma física:

Calma cuerpo y mente, reduce la ansiedad y el estrés e induce un sueño relajarte.

La respiración consciente regula las hormonas y emociones, la presión arterial y los niveles de azúcar.

Fortalece, de forma segura, músculos, articulaciones y suelo pélvico. Además trabaja los ligamentos de la pelvis, cadera y piernas, lo que alivia el momento del parto.

Mejora la circulación sanguínea y la retención de líquidos.

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.