+34 913 85 49 59 / vittayoga@gmail.com

Es una postura básica pero muy completa a nivel orgánico, mental y espiritual. Libera toda la tensión que acumulas en tu espalda y aporta calma a la mente. Recuerda que el hatha-yoga no es hacer ejercicios acrobáticos prácticamente imposibles de realizar para la población en general, sino que es esa toma de contacto que te permite sentirte y trabajar suavemente con tu cuerpo. Trabajamos al ritmo de la respiración exhalando vamos a la vaca e inspirando al gato, con lo cual, debemos estar completamente centradas y a nivel muscular, los intercostales son contraídos y expandidos, la caja torácica se abre y los pulmones son capaces de recibir más oxígeno. Al exhalar, el abdomen se recoge, quitando presión en la zona del suelo pélvico y aliviando molestias tanto vertebrales como menstruales.

Se puede profundizar más realizando Uddiyana Bandha.

PRÁCTICA

Partiendo desde cuadrupedia, al inhalar llevamos la barbilla y el coxis hacia el cielo, acercando el ombligo a la esterilla.

Al exhalar recoges la barbilla al pecho redondeando la columna, teniendo cuidado con hacer más hincapié en la parte baja de la columna y no redondear en la zona dorsal, de este modo, ayudamos a corregir la posible cifosis y; apretamos nuestro abdomen suavemente hacia dentro y hacia arriba, ayudando a vaciar nuestros pulmones.

BENEFICIOS

Son numerosos los beneficios que obtenemos al practicarla:

  • Reduce el estrés.
  • Flexibiliza la espalda, cuello y caja torácica.
  • Endereza la espalda y corrige la mala postura.
  • Alivia o previene el dolor de espalda.
  • Fortalece las muñecas, músculos del antebrazo y hombros.
  • Masajea los órganos internos abdominales, mejorando la digestión y la circulación sanguínea.
  • Tonifica, estira y fortalece los abdominales.
Cesta de compras